Mujeres, tacones y crisis.

17 Apr

Por Laura Solórzano (@LauSolorzano)

Me encontraba yo un jueves como todos los jueves sentada en mi escritorio revisando páginas, Twitter, Facebook y pensando sobre qué escribiría en mi próximo post. Y de repente, así como una vez dijeron: Hágase la luz; en mi oficina ocurrió lo contrario: Váyase la luz. El segundo siguiente fue de confusión y bastante insoportable pues comenzaron a sonar las alarmas de las torres donde trabajo.

Inmediatamente me voltee a ver a uno de mis jefes y le dije: Nos toca salir, no aguanto el sonido de la alarma. Evidentemente, al salir comencé a ver gente desconcertada con lo que ocurría y en ese momento llegó el rayo de luz a mi cabeza: OMG! Están desalojando el edificio, esto será muy cómico de ver. Nos quedamos parados frente a la oficina y aquí viene el tema.

Mujeres, tacones y crisis no suelen ser una buena combinación y menos en una torre donde todas las mujeres (o su gran mayoría) parecen salidas de un concurso de pasarela o la peluquería. No estoy en contra de eso, nada que ver. Muy guapas todas, pero muy mujeres del Siglo XX. Digamos que mujeres cuando existe una crisis –o posible crisis- los hombres no andan por ahí buscando doncellas para rescatarlas de torres y dragones.

Cuando existe una crisis los hombres (comentario válido sólo para esas mujeres que vive para buscar hombres y ven oportunidades para buscar hombres) están buscando colaboración. Entonces, presten un poco de atención:

  1. Los tacones son bellos, sexys, seductores. Pero si suena la alarma de incendios y te piden desalojar el edificio, a menos que sepas correr perfectamente con ellos sin doblarte el pie: Quítatelos.
  2. Si en un momento de crisis piensas que llegará tu príncipe (inserte aquí el color de su preferencia), lo más probable es que te encuentres o con la amargada señora de seguridad –porque tiene rato sin novio y no se puede poner tan guapa como tu- o al baboso que espera una crisis para buscar mujeres “en problemas”. Así que Quítatelos.
  3. Si en medio del desalojo vas a gritar algo así como: “Señor, por favor tenga cuidado estos son unos Pradas carísimos”. Lo cual ocasionará un poco de desesperación por parte del señor bombero de desaloja el edificio, entonces: Quítatelos.
  4. Si andas en falta y tacones, pues tu intensión es ser la Femme Fatal de la oficina, buenísimo. Pero créeme que tu jefe te querrá más si no retrasas la bajada por las estrechas escaleras de emergencia por tus tacones y falta. Así que: Quítatelos. Pero los tacones solamente, no la falta.

Sí, lo sé aquí soné como una loca anti tacones, y más o menos lo soy.  Creo que en algunos casos parecen armas creadas para destruir los pies de nosotras. Sin embargo, los uso, así que calma.

En fin, queridísimas mujeres las crisis pueden ser oportunidades para demostrar que entendemos lo realmente importante: No morir. Así que las invito a que la próxima vez que estén en una crisis se quiten sus tacones, los guarden en la cartera y no interrumpan los procesos de desalojo de los edificios. Aunque si lo hacen me dejarán sin parte del material.

Artículo patrocinado por Prada.

2 Responses to “Mujeres, tacones y crisis.”

  1. Pablo Arnáez April 18, 2011 at 4:13 pm #

    jajajaja demasiado bueno laurita…

Trackbacks/Pingbacks

  1. 5 reglas que una mujer puede/debe romper en esta época « Cómo ser mujer y no morir en el intento - August 16, 2011

    […] o que combinen con el vestido.  Al día siguiente estarán como nuevas. Admeás creo que los tacones tienen su […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: