De romances mediocres y fantasías

11 Aug

Por Beatriz ”Batita” González (@batita_gonzalez)

La que no precise un poco de fantasía que se atreva y tire la primera piedra.

Vamos, no nos engañemos, la mayoría de nosotras -ya sea influenciada por los cuentos de hadas, las canciones pop, o las comedias románticas- precisamos, queremos y exigimos un poco de romanticismo. Un detalle inesperado, un gesto caballeroso, una cita bien planeada, un escape en pareja a cualquier lugar, un mensaje al Blackberry cargado de sentimientos.

Un detallito de esos espontáneos del tipo ”estaba pasando por la vitrina, lo vi y decidí comprártelo”. Una nota de voz diciendo ”pon la emisora tal, que están pasando tú canción favorita”.

No lo podemos negar, es cuestión de nuestras hormonas y de la forma en la que fuimos criadas. Nos grabaron eso en el código genético y ahora en este siglo no sabemos qué hacer cuándo el pejelagarto de turno no tiene ni un solo detalle para con nosotras. Anda, tampoco es que les pedimos carteras LongChamp, o un vestido de Custo Barcelona.

Lo único que queremos es que nos demuestren con hechos, palabras y uno que otro regalito que nos aprecian, que piensan en nosotras.

 Y claro está a veces todo se desarrolla de una manera tan casual que una no sabe realmente en que momento está en orden esos de los detallitos, y nos volvemos un ocho, porque queremos ser relajadas, y muy del siglo XXI, pero también se nos remueve la doncella del siglo XV que llevamos dentro, y miramos un chick flick un viernes en la noche y decimos ”ay, que lindo, le hizo un cd con canciones románticas”, pero a los 5 minutos, hablamos con el chico en cuestión le mandamos la señal confusa de ”No vale, no tienes porque molestarte…¿detalles?, si estamos bien como estamos”.

Todo por no asumirnos como las románticas que somos.

No sé ustedes, pero yo prefiero dejarlo en claro. Me gustan los detalles, me encanta sentirme querida, porque para tener orgasmos, ya sé como tenerlos por mi misma.

Vamos, sedúzcannos. 

Así que aplícate, que para un romance mediocre, pues prefiero un touch’ and go.

2 Responses to “De romances mediocres y fantasías”

  1. lettyrf August 11, 2011 at 10:45 pm #

    De verdad que todas deberíamos asumir que nos gustan los detalles, que nos gustan las llamadas y no andar con falsa publicidad porque al final ellos terminan sin entendernos y nosotras frustradas porque no nos complacen…

    Si sabemos que queremos, sabemos que pedir y sabemos que es lo que podemos ofrecer y definitivamente que cosas no vamos a tolerar…

  2. Lau Solórzano August 14, 2011 at 3:34 am #

    Pensé que había comentado. Mi cabeza cada día está más loca.

    Pues sí chica, como que me dejo del show de “soy como un hombre”, “dejate de cosas cursis y vamos al grano” y comienzo a aceptar que sí, que me gustan los detalles, los mensajitos sorpresas, las noticas, las cenas, pero definitivamente odio las rosas y los peluches y cualquier cursilería que recuerde a un 14 de febrero normal.

    Soy diferente y me encantan las cosas originales, así que sí me gustan los detalles pero originales.

    Muy buen post Batichica.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: