Tag Archives: matrimonios

Preguntas a las MMC

29 Jun

Por Laura Solórzano (@LauSolorzano)

Definición previa de MMC: “Mientras Me Caso”, dícese del tipo de fémina que a pesar de todo lo que haga su único objetivo en la vida es casarse y una vez alcanzado dicho propósito será simplemente una excelente ama de casa. Esto, antes de que salten los (as) histéricos (as), no tiene absolutamente nada malo, simpre y cuando usted lo acepte, es decir, se vea al espejo y diga: “¡Hola! Me llamo (inserte su nombre aquí) y soy del tipo MMC y soy feliz con eso”.

Y, gracias a que últimamente veo muchas de ese tipo comencé a notar algunas cosillas que llamaron mi atención. Así que decidí hacerles algunas preguntas porque realmente no las entiendo, sobre todo porque en mi cabeza del siglo XXI, eso no cabe. Casarme sí, tener hijos sí, pero dedicarme sólo a “eso” es imposible e impensable. Entonces tengo sólo 5 preguntas:

  1. Cuando eras niña y jugabas con tus Barbies y todo lo que tenía ella tú: ¿Eras la empleada o la dueña de la heladería?
  2. Cuando jugabas con niños tú: ¿Siempre te imponías y jugaban a la casita o te turnabas para jugar fútbol y beisbol y también lo otro?
  3. ¿Cómo haces para tener siempre una perfecta combinación de ropa, zapatos, accesorios? No importa dónde estés (lo he notado, además es característico también de algunos tipos de MM). Esto es admirable, de verdad que sí.
  4. ¿Te aplicas maquillaje permatente? Suelo desconfiar de las mujeres que están TODO el tiempo maquilladas, digamos algo tienen que estar ocultando debajo de tanto, pero tanto maquillaje. He notado también que sin importar la hora, lugar, tráfico, clima y rostro nunca brilla, tus uñas son perfectas y el cabello como recién salido de la peluquería.
  5. Y por último mi querida MMC ¿Cómo haces para que siempre todo esté en orden?

A veces siento que te envidio un poquito, a pesar de que seas como del siglo pasado, sólo porque puedes hacer esas cosas que yo ni de chiste. Yo puedo hacer otras cosas, pero ninguna en este ámbito. Sin embargo, después de pasar unos segundo por lo que sería mi mundo si fuese MMC recuerdo que amo mi vida y mi realidad de mujer del Siglo XXI.

Advertisements

5 tipos de mujeres según el matrimonio (Parte II)

28 Feb

Después de publicar mi artículo anterior sobre el matrimonio, surgió (tal como lo dije en ese momento) una idea genial junto a Merce: Mujeres según el matrimonio. Y es que en este siglo de diversidad donde todo el mundo quiere algo diferente y creemos que es difícil clasificar se me ocurrió preguntarle a unas cuantas mujeres –y hombres- y aquí les traigo una bella lista de 5 tipos de mujeres según el matrimonio.

 

1. Susanita hasta que la muerte nos separe: Dícese de esas mujeres cuyo único propósito en la vida es ¡CASARSE! Desde pequeñas juegan a la boda, se casan imaginariamente con cuanto niñito tienen en la cuadra, tienen –aunque no exista- la Barbie que se casa con Ken –que está muy mal dotado-. Cuando llegan al colegio son las más santas (de verdad, verdad), van a misa y esas cosas. Probablemente un 98% de ellas se decida a estudiar carreras MMC –Mientras Me Caso- y si consiguen al príncipe “azul” no lo sueltan y son las novias “perfectas”, siempre están impecables, saben cocinar, limpiar, hacer ponquecitos. Tipo de futuro esposo: Políticos, empresario o –en su defecto- cualquier tipito que crea que nacimos solo para servirles. Canción del primer baile: I Will Always Love You

 

 

2. ¿La mala? Inteligente (divorciada): Este tipo de mujer es aquella que nació para divorciarse, pero no porque sea insoportable, mala cama, o sencillamente no-sociable; sino porque ella así lo decidió. Es la que caza fortunas y evalúa a los hombres según su cuenta en el banco, la empresa que tiene y en algunos casos –actuales claro está- por sus seguidores en Twitter y tiene una clasificación básica: Primer Esposo, Segundo Esposo, etc. Tipos de futuros esposos: millonarios babeados por mujeres llenas de silicona o en su defecto cualquier cosa que se mueva y aparente tener éxito en algo. Canción para el primer baile: Chica materialista (con la excusa de que les recuerda el colegio).

 

 

 

 

 

3. Cougar Forever: Digamos que este tipo de espécimen femenino se relaciona con aquella que decidió que sería más feliz saltando de cama en cama y sin enrollarse, hasta que un día se da cuenta que tiene 40 años y ya nohay mucho que pueda hacer porque los de “su edad” se casaron o son muy viejos para funcionar como ella quiere, así que opta por entrar a las ligas menores. La mejor exponente de esta especie es Samantha de “Sex and the City” (no se hagan las locas porque todas la vimos). Tipo de… ¿Espo qué?: cualquier hombre 20 años mejor que ella que esté buenísimo y sea el más cotizado del lugar. Ella obviamente es una mujer que generará envidia por mucho tiempo pero que eventualmente pasará de moda. Música del primer baile: ¿En la cama? ¿Regueton será?

 

 

 

 

 

4. ¿Casarme? Ni obligada: Llegamos a una de mis favoritas. Nos encontramos delante de esas que pasa la vida diciendo que “casarse no es para ella”, “todas se mueren por el príncipe azul, menos mal que no me anoto en eso”; pero tiene debajo de su cama cuanta revista para boda sale, sabe cuándo son las exposiciones y además ya tiene reservado el lugar –aunque no tenga novio-. Es de esas que cuando va a un matrimonio toma nota de cada detalle. Últimamente ha sido madrina de muchísimas bodas y ya comienza a tener miedo de parecerse a la protagonista de 27 Bodas –sin el guapo escritor claro está- Secretamente está desesperada por su príncipe azul. Tipo de futuro esposo: Aquel espécimen que cumple con las mismas condiciones, desesperación por casarse. Canción para el primer baile: My eyes adore you, de Frankie Valli.

 

 

 

5. La que está clara: Comenzaré por decirles que el 75% de las mujeres que lea esta definición dirá “yo estoy aquí”, pero esto tiene que ver con uno de mis temas favoritos en cuanto a seres humanos “el autoengaño”. Como venía diciendo, esta es la tipa que es la envidia de todas, siempre ha estado clara y es de las que dice: “Claro que me quiero casar, pero mientras tanto estoy bien Inserte aquí su estado emocional sincero”. Esta es la que baila, toma, se rie, sale con tipos bellos, feos, altos, bajos, simpáticos, en fin disfruta de la vida. Su boda seguramente será recordada por muchos y no dudará jamás de haber hecho la elección correcta. Tipo de futuro esposo: El papá del niñito de la propaganda The Force de Volkwagen. Canción del primer baile: Óyeme nena de los Amigos Invisibles.

 

¿Tú dónde estás?

Recuerda que ser mujer no es tan complicado, simplemente las princesas de Disney dañaron nuestro cerebro. Y hombres, NO corran, siempre hemos sido así y ustedes también tienen sus manías.

Mujeres y el Matrimonio ¡Qué rollo! (Parte I)

22 Feb

Por Laura Solórzano (@LauSolorzano).- ¿Me estoy poniendo vieja? Pero si tengo sólo 24 años, entonces cómo es que ya me quedan un par de amigas solteras, y yo claro. En estos últimos años (2 exactamente) me he dedicado a “comprender” a mis amigas, bueno más bien a no dejarlas de querer, o sea a todas las que comenzaron a casarse desde los 22 años ¿Qué les pasa? ¿Será una nueva pandemia y la OMS no lo ha notado? ¿Existirá una Organización Mundial para el Estudio de las Mujeres y esta Enfermedad? ¿Dónde quedaron todas esas aventuras de viajar, los hombres, los postgrados, los apartamentos de soltera? ¿Cuándo llegaron esos príncipes? ¿Y el mío? Ese seguro viene en metro y para variar tiene retraso o capaz tratando de esquivar los huegos del a regional del centro.

¡Sigamos! Él ya llegará. Mis amigas, mujeres inteligentes todas, con carreras importantes, exitosas, se dedicaron por mucho tiempo a no salir con nadie, ir a cosas raras e intensas, a no maquillarse mucho, a ponerse cualquier cosa con tal de no salir desnudas a la calle, pero… De repente… Llegó un tipo y -casi planificadas todas- 8 meses después llegaba la noticia: Me caso :D.

Obviamente todo un shock para mi, me estaba quedando sin compañeras para las aventuras de la vida. Sin embargo, como no todo puede ser malo, comencé a observar el comportamiento de todas mis amigas: las que tenían novios desde hace años, las que no, las que quieren casarse a como de lugar, en fin TODAS (yo incluida en ese paquete).

OMG!!!!!!!! Completo desastre, escrubí que todas teníamos una Susanita por dentro. En cumpleaños, cenas, cafés y por supuesto en bodas de otras amigas el único tema de conversación -o al más repetido y obligatorio- comenzaba a ser: ¡MI BODA!, pero no la mía sino la de cada una de ellas ¿Si lo ven? Lo que me ponía a observarlas más todavía: “En mi boda habrá tal cosas”, “en mi despedida de soltera tienen que hacer aquello”, “tienen que decirle a fulanito que no me gusta el oro amarillo”. Por mi cabecita sólo pasaba las images de los novios hablando de Fútbol, política y otras de esas cosas. Un par de veces hasta me acercaba a comprobar mi teoría.

Lo cómico -raro- del asunto es había un silencio incómodo cuando yo les decía: “Qué chistosas, están como desesperadas ¿no?”. Claro, todo aquello seguía del: Es que tu no entiendes, tienes que enamorarte, etc. Ahora me pregunto yo ¿No entiendo o tiene que ver con el autoengáño (femenino y masculino) siempre es la mejor salida a esta situación? No sé, porque digamos, la verdad es que probablemente cuando me enamore comience a pensar así, pero no lo negaré: Sí, me quiero casar ¿y? ¿Está mal? Qué ganas de enrollarnos. Definitivamente: ¡Ámalas, pero no intentes entenderlas!

Pronto les daré la segunda parte de este post, porque me puse a pensar -Junto a Merce- en los tipos de mujeres según el matrimonio… Pero eso está en construcción, así que tienes algún aporte escríbelo.

 

%d bloggers like this: