Archive | June, 2011

Preguntas a las MMC

29 Jun

Por Laura Solórzano (@LauSolorzano)

Definición previa de MMC: “Mientras Me Caso”, dícese del tipo de fémina que a pesar de todo lo que haga su único objetivo en la vida es casarse y una vez alcanzado dicho propósito será simplemente una excelente ama de casa. Esto, antes de que salten los (as) histéricos (as), no tiene absolutamente nada malo, simpre y cuando usted lo acepte, es decir, se vea al espejo y diga: “¡Hola! Me llamo (inserte su nombre aquí) y soy del tipo MMC y soy feliz con eso”.

Y, gracias a que últimamente veo muchas de ese tipo comencé a notar algunas cosillas que llamaron mi atención. Así que decidí hacerles algunas preguntas porque realmente no las entiendo, sobre todo porque en mi cabeza del siglo XXI, eso no cabe. Casarme sí, tener hijos sí, pero dedicarme sólo a “eso” es imposible e impensable. Entonces tengo sólo 5 preguntas:

  1. Cuando eras niña y jugabas con tus Barbies y todo lo que tenía ella tú: ¿Eras la empleada o la dueña de la heladería?
  2. Cuando jugabas con niños tú: ¿Siempre te imponías y jugaban a la casita o te turnabas para jugar fútbol y beisbol y también lo otro?
  3. ¿Cómo haces para tener siempre una perfecta combinación de ropa, zapatos, accesorios? No importa dónde estés (lo he notado, además es característico también de algunos tipos de MM). Esto es admirable, de verdad que sí.
  4. ¿Te aplicas maquillaje permatente? Suelo desconfiar de las mujeres que están TODO el tiempo maquilladas, digamos algo tienen que estar ocultando debajo de tanto, pero tanto maquillaje. He notado también que sin importar la hora, lugar, tráfico, clima y rostro nunca brilla, tus uñas son perfectas y el cabello como recién salido de la peluquería.
  5. Y por último mi querida MMC ¿Cómo haces para que siempre todo esté en orden?

A veces siento que te envidio un poquito, a pesar de que seas como del siglo pasado, sólo porque puedes hacer esas cosas que yo ni de chiste. Yo puedo hacer otras cosas, pero ninguna en este ámbito. Sin embargo, después de pasar unos segundo por lo que sería mi mundo si fuese MMC recuerdo que amo mi vida y mi realidad de mujer del Siglo XXI.

Advertisements

La mentira de los “mejores amigos”

6 Jun

Por Amanda Quintero (@AmandaIsabel87) .- Este tema es un debate abierto y en mi opinión cíclico, es como cuando te preguntan si legalizarías el aborto o si apoyas la pena de muerte, hay un pequeño grupo que tiene claro lo que cree, y otro mucho más numeroso que varía en el tiempo y según la situación por la que esté pasando. Creo que finalmente me he insertado en el primero.

Este debate es el de la posibilidad de que un chico y una chica sean “mejores amigos”; llegué a la conclusión de que no lo creo. Y no quiero decir con esto que las niñas sólo pueden ser amigas de las niñas, pero definitivamente hay un comportamiento sistemático y estandarizable que me lleva a reflexionar sobre la condición en cuestión. Desglosemos.

Casi siempre uno cree que finalmente lo ha conseguido, tener un mejor amigo del sexo opuesto. Este primer individuo siente genuinamente un cariño fraternal por el otro y no tiene otro interés que el de compatir los momentos buenos y amargos de la vida. Pero siempre está el segundo individuo, no se sabe si él o ella, que tiene secretas esperanzas de que vaya más allá, y mientras más intenta disimularlo más evidente es para todo el mundo menos para el primer induviduo.

Comienza entonces una coreografía de sutiles comportamientos excusables tras el ya trillado argumento de “somos mejores amigos” que en mi opinión tiene dos intenciones detrás: la del primer individuo que piensa “qué fastidio la gente que sigue con este tema” y la del segundo que piensa “por ahora”, es como ver La Boda de Mi Mejor Amigo una y otra vez. Ejemplifiquemos:

Una “mejor amiga” no le dice jugando “esa novia tuya hace malísima pareja contigo, tú y yo hacemos mejor pareja”, no va a casa del “mejor amigo” a hacerle sopita cuando le da gripe y no, definitivamente no, le hace las carpetas de Cadivi al “mejor amigo”. Los comportamientos serviciales en el siglo XXI no son otra cosa que nuestras -y me incluyo en el paquete- ideas de ser la esposa perfecta y no la amiga tan deseada que disfruta contigo y te apoya incondicionalmente. Increíblemente ningún hombre que lea esto estará de acuerdo con lo que acabo de decir.

Asimismo, un “mejor amigo” no se molesta con la “mejor amiga” por vestir un escote atrevido, no está pendiente de si le quedan bien esos jeanes y no, definitivamente no, aprovecha cualquier ocasión para tener contacto físico, eso de los abrazos frecuentes, besitos de saludo prolongados o los clásicos toques ocasionales de mano “sin querer”. Increíblemente, todas las niñas que tienen este tipo de amigos leerán esto y dirán “qué exagerada es Amanda”.

Vamos, claro que hay que tener amigos de ambos géneros, es más, mis hijos no estudiarán en colegios de monjas o de curas! Pero cada vez creo menos en la existencia de relaciones niño-niña “mejores amigos” y precisamente porque los problemas de asimetría de información traen conflictos es importante que al menos nosotras, las mujeres que queremos romper con los paradigmas del siglo pasado tengamos presente un par de cosillas: si estamos en una relación que suena conocida a lo anterior debemos plantearnos:

¿Soy el individuo número uno o el individuo número dos?

Si soy el primero, tenerlo presente porque no obtendremos mucho de confrontarlo, pero podemos intentar controlar las benditas “señales” malinterpretables.

Si soy el segundo, debo hacerme otra pregunta: ¿va esto para algún lado?

Y si va te ganaste la lotería! Vivirás una historia como la de Mónica y Chandler, divertida y de mucho amor. Pero si no, no te sigas dando golpes contra la pared, recuerda las enseñanzas de la peli más sincera que toca este tema “He is just not that into you”

¿Y ustedes? ¿Tienen mejores amigos?

 Trailer de He’s just not that into you:

http://www.youtube.com/watch?v=0IeXqvFR6HI

%d bloggers like this: